la Elegancia Natural

Este fin de semana he decidido celebrar aquí, en mi retiro del campo y rodeado de mis objetos más queridos, un homenaje a uno de los hombres más elegantes de la historia moderna. Tomada la decisión, proyecté en mi sala de cine una cuidada selección de los títulos de su filmografía que más apetecibles me parecieron según mi estado de ánimo y según la hora del día en que procedía a su visualización. Siempre es un placer el reencuentro con un viejo amigo, admirar su cuidada composicion de imagen. Ver cómo sólo él es capaz de alterar normas del vestir abrochándose los tres botones de su chaqueta y que el resultado final sea impecable. Descubrir asombrado cómo en cualquier situación asoman por sus mangas los dos centímetros imprescindibles de camisa; como combinan sus zapatos de ante marrón con el gris azulado del exquisito traje con el que visita a su abuela en "An Affair to Remember". O la precisa elección de las corbatas. O el inmejorable corte del smoking. Tantos y tantos detalles. Tanta y tanta satisfacción...

Y, ante tal despliegue de elegancia natural, uno se pregunta acerca de qué distingue a CG de otros actores estrella como Gable, Cooper, Stewart, Bogart o Fonda. Y piensa que es ése encanto romántico, desinhibido, idealista, atemporal, inclasificable y casi inocente.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *